Luz sobre oscuridad

Nos dice el apóstol Yohanan (Juan) inspirado por Dios:

Juan 1:9-11 [Peshitta] – “Porque Él (Yeshua) es la luz verdadera que vino al mundo, la cual ilumina a todos los hombres. Él estuvo en el mundo, y el mundo fue hecho por medio de Él, pero el mundo no lo conoció. Vino a los suyos, pero los suyos no lo recibieron”

También nos dice Isaías acerca del Mashíaj (Mesías) que iba a venir:

Isaías 8:14-15 [RV1960] – “Entonces él será por santuario; pero a las dos casas de Israel, por piedra para tropezar, y por tropezadero para caer, y por lazo y por red al morador de Jerusalén. Y muchos tropezarán entre ellos, y caerán, y serán quebrantados; y se enredarán y serán apresados”

Y más adelante en el mismo contexto, en el siguiente capítulo:

Isaías 9:2-7 [RV1960] – El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.
Multiplicaste la gente, y aumentaste la alegría. Se alegrarán delante de ti como se alegran en la siega, como se gozan cuando reparten despojos. Porque tú quebraste su pesado yugo, y la vara de su hombro, y el cetro de su opresor, como en el día de Madián.
Porque todo calzado que lleva el guerrero en el tumulto de la batalla, y todo manto revolcado en sangre, serán quemados, pasto del fuego. Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo del Señor de los ejércitos hará esto”

También recomiendo leer los pasajes que no hemos citado entre medias.

Ante esto surge una pregunta, que puede rondar por nuestra mente humana con facilidad:

¿Cómo es posible que el pueblo de Israel, las dos casas, andara en tinieblas? ¿Cómo es que en lugar de venir luz sobre luz, cuando vino el Mesías, vino luz sobre oscuridad?

Recordemos que cuando el Netzer (retoño) Yeshua vino, los israelitas habíamos recibido ya la Torá (instrucción) de parte Moisés, y el testimonio de los demás profetas y escribas.

Antes de responder a las preguntas anteriores, me gustaría poneros una ilustración sencilla:

Imaginemos que estamos en nuestra habitación, y tenemos una vela lista para que nos alumbre en la noche. Sin embargo llega la tarde, se pone el sol, y se hace de noche… la vela no enciende, no alumbra…

¿Por qué?

Porque necesita un fuego, una mecha, para que encienda, dicho de otro modo, necesitamos un mechero.

La realidad es que la Torá, es una instrucción dada con el objetivo de ser una luz para nosotros, como está escrito:

Proverbios 6:23 [RV1960] – “Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza (Torá) es luz, Y camino de vida las reprensiones que te instruyen”

Pero la Torá no puede brillar por si misma, como nos dice el rabino y apóstol Shaul (Pablo) en sus epístolas:

Gálatas 3:21 [RV1960] – “(…)porque si la ley (Torá) dada pudiera vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley”

Y prosigue diciendo:

Gálatas 3:23 [RV1960] – “Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley (Torá), encerrados para aquella fe que iba a ser revelada”

Gálatas 3:24 [RV1960] – “De manera que la ley (Torá) ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo (Mashíaj), a fin de que fuésemos justificados (hechos justos) por la fe”

Volviendo al pasaje inicial, Yohanan nos dice:

Juan 1:16-17 [Peshitta] – “De su plenitud recibimos todos nosotros, y gracia por gracia.
Porque la ley fue dada por medio de Moisés, pero la verdad y la gracia vinieron a ser por medio de Jesucristo (Yeshua el Mesías)”

Y es ahí, en ese momento, cuando Yeshúa encendió la vela, la Torá, y en su vida solamente está la llave para saber cómo llevar a cabo y cumplir esos mandamientos. Y en definitiva, cumplir el propósito del Eterno para Israel: Ser luz a las naciones. Si no, lo que leeremos será solo letra muerta, como lastimosamente, algunos de nuestros hermanos aún tienen – (2ª Co 3:6,14-18). Y aquí os dejo algunos pasajes para concluir y rematar:

1Juan 2:6-11 [Peshitta] – “El que dice que está en Él, debe andar como Él anduvo.
No les escribo un mandamiento nuevo, amados míos, sino el antiguo mandamiento que desde el principio han tenido; la palabra que han escuchado es el mandamiento antiguo. Les escribo además un mandamiento nuevo, el cual es verdadero en Él y en ustedes, porque las tinieblas han pasado, y la verdadera luz ha empezado a manifestarse. Así pues, el que dice que está en luz pero odia a su hermano, aún está en tinieblas. Porque el que ama a su hermano permanece en luz y en él no hay motivo de tropiezo”

-Isaías 49

Juan 8:12 [Peshitta] – “Nuevamente Jesús les habló, y dijo: Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que encontrará para sí la luz de la vida”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .