Cuando nuestro mundo se viene abajo…

Sin duda uno de los libros mas hermosos y que mas nos hacen pensar de las escrituras sagradas, es Job.  En el se nos narra:

Job 1:1 Hubo un hombre en la tierra de Uz llamado Job, y era aquel varón perfecto y honrado, temeroso de Dios y apartado del mal.

También el mismo Dios afirma esto acerca de Job frente al Satán en el verso 8 del primer capítulo, y lo pone como el mas recto de la tierra. También se nos dice hasta que ofrecía un holocausto por cada uno de sus hijos en el verso 5. Siendo un tzadiq (justificado o hecho justo) , nos es dificil imaginar que Abá (por definición: amor entrañable) pueda permitir que le acontezca algo malo a alguien que es bueno, como sabemos que le sucedió a Job (perdió todas sus posesiones, sus hijas e hijas, y su esposa le abandonó … luego le sobrevino enfermedad). Cuando nos sucede algo similar (aunque hay pocos que hayan pasado lo mismo que Job) normalmente nuestra reacción es preguntarnos porqué o para qué Adonay ha permitido que el enemigo haga eso.

Sal 22:2 Dios mío, clamo de día, y no respondes, Y de noche, y no hay sosiego para mí.

Y al igual que David, asi se sienten muchos. Pero, cuando esto hacemos, olvidamos que Dios mismo, en la persona de su Hijo o Heredero, Mashiaj, vino a este mundo para pasar por lo mismo, e incluso bastante peor… Está escrito en Isaías 53:

Isa 53:9 Y dispusieron su sepultura con los impíos, Pero con el rico fue su tumba. Y aunque nunca hizo maldad ni hubo engaño en su boca,
Isa 53:10 Plugo a YHVH quebrantarlo y someterlo a padecimiento. Cuando se haya puesto su vida en sacrificio expiatorio, verá a su descendencia, Vivirá por días sin fin, y la voluntad de YHVH triunfará en su mano.

Yeshua perdió todo lo que tenía: su familia no le apoyó en su ministerio, sus discípulos le abandonaron, fue torturado y llevado a la muerte por los lideres de su propio pueblo. Hasta la presencia de Abá le abandonó. Recordemos la importancia de reconocer que Yeshua era Dios en la tierra… y sin embargo, pasó por lo mismo. Entonces ¿Porqué nos quejamos a el? El enemigo, los ángeles caídos son culpables de tanta desgracia y calamidad, inclusive, la muerte del Hijo de Dios (Podemos verlo en el libro de Job). Recordemos que fue a través de el que se crearon todas las cosas… El mismo Creador vino aqui a pasar por una vida semejante a la nuestra, pero ¿porqué? Para empatizar con nosotros y para llevar nuestra culpa, si, pero hay mas:

1Jn 3:8 el que practica el pecado procede del diablo, pues el diablo peca desde un principio. Para esto fue manifestado el Hijo de Dios: para que destruyera las obras del diablo.

Col 2:15 También despojó a los principados y potestades, y los exhibió como espectáculo público, habiendo triunfado sobre ellos en la cruz.

Con principados y potestades, se refiere a los enemigos de Elohim, los ángeles rebeldes. ¿Qué significa que los exhibió? que mostró al mundo como son realmente, y que ellos son los culpables del mal en el mundo, y puesto que mataron (incitaron a ello a los hombres) al Creador de la vida (Hechos 3:15), se demostró que Dios no es el responsable de ello. Por ello está escrito que los demonios van a ser juzgados, y quienes les sigan. Y los que pese a todo, decidamos confiar en nuestro Redentor, que es la vida misma, tendremos vida eterna. Se entiende entonces que Adonay permitió que el adversario arruinara la vida de Job, por lo mismo.

De modo que un podría preguntarse, ¿Solo es mal lo que nos espera aqui? ¿No puede Dios protegernos? Cierto que si, lea el salmo 91, guardelo en su corazón, porque Hashem promete protección para todos los que se refugian en El. Así El (Abá) protegió al Mesías hasta el último día donde el debía entregar su vida para salvar y reconciliarnos con Dios. Del mismo modo, El nos protegerá en la medida en la que nosotros estemos dispuestos a renunciar a nuestros deseos y preferencias, y a levantarnos de nuestro propio trono, y le dejemos a El reinar en nuestra vida.
Podemos aprender también esto de Yehoshúa:

Mat 26:39 Pasando un poco más adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: —Padre mío, de ser posible, pase de mí esta copa. Pero, no sea como yo quiero, sino como tú.

¿Como termina la historia de Job? Vemos en el relato, a un Dios que no responde a las afirmaciones que lanzan contra El por parte de HaSatán o a las falsas ideas que tienen los amigos de Job sobre El, y que solo responde para hacer entender a Job, que es imposible que el sepa organizar y tomar las decisiones adecuadas mejor que Hashem mismo, ya que Job ni siquiera sabe como creó El todas las cosas ¿Como entonces puede suponer que es mejor para el algo distinto de lo que Dios ha permitido que suceda en su vida?:

Job 40:1-5 YHVH continuó diciendo a Job: 
¿Contenderá el censor con ’El-Shadday? El que argumenta con Dios, responda. 
Entonces Job respondió a Dios, y dijo: 
He aquí, soy insignificante, ¿Qué puedo responderte? Pongo mi mano en mi boca. 
Una vez he hablado, pero no responderé más. Y aun dos veces, pero no añadiré nada.

Job 42:1-6 Job respondió a YHVH, y dijo:
Reconozco que todo lo puedes, Y que ningún propósito te puede ser estorbado.
Tú dijiste: ¿Quién es el que oscurece Mis designios con palabras sin sabiduría? ¡Yo!, que hablaba lo que no entendía, Cosas demasiado maravillosas para mí, que jamás comprenderé.
Escúchame te ruego, y hablaré, Te preguntaré, y Tú me enseñarás:
De oídas te había oído, Pero ahora que mis ojos te ven,
¡Me aborrezco y me arrepiento, echándome polvo y ceniza!

Al final de la historia, Job recibe sanidad, el doble de lo que perdió, a su mujer y a sus hijos, tras recibir la respuesta de Dios que tanto estaba buscando: Que el responsable de todo lo que había perdido era un tal ”leviatán” ”rey sobre todos los soberbios” dice el verso 34 del capítulo 41. Este leviatán no es mas que el Adversario explicado mediante una alegoría.

La realidad es que ser justificado o hecho justo por Dios es el principio, pero lo que sigue a partir de ahí es un proceso (necesario) de crecimiento y purificación cada vez de mayor acercamiento a El, que solo se lleva a cabo cuando la persona está preparada para sobrellevarlo, al igual que Job. Nuestro Señor Yehoshua’ pasó por una experiencia semejante. Esto es muy importante:

1Co 10:13 No os ha sobrevenido ninguna prueba que no sea humana, pero fiel es Dios, quien no os dejará ser probados más de lo que podéis; antes bien, juntamente con la prueba proveerá también la salida, para que podáis soportar. 


Ninguno de nosotros probablemente vayamos a experimentar algo tan duro como lo de Job o el Mesías. Pero como está escrito:

2Ti_3:12 Sí, todos los que quieran vivir piadosamente en Yeshua el Mesías, padecerán persecución.

Mar 10:28-30 Pedro comenzó a decirle: He aquí nosotros hemos dejado todo y te hemos seguido.
Jesús dijo: De cierto os digo: No hay quien haya dejado casa, hermanos o hermanas, madre o padre, o hijos, o alquerías por causa de mí y por causa del Evangelio,
que no reciba cien veces más, ahora en este tiempo, casas, y hermanos, y hermanas, y madres, e hijos, y alquerías (con persecuciones); y en el siglo venidero, la vida eterna.

Hermana o hermano, que lees estas páginas, tal vez has pasado por problemas y has perdido muchas cosas por seguir al Mesías de Israel, o tal vez aun no. Pero estas palabras de nuestro Adón (Señor) espero que sean de consuelo y te animen a seguir adelante… no se aparten de tu corazón, porque ciertamente recibirás mas de lo que has perdido en esta vida. Entregale todo lo que tienes, dejale a Dios el primer lugar, y recibirás mas de lo que buscas, y será restaurado lo que has perdido al igual que a Job, cuando tu voluntad y la de El sean una:

Sal 37:1-7 No te irrites a causa de los malignos, Ni tengas envidia de los que hacen iniquidad.
Porque como hierba, pronto serán cortados, Y como la hierba verde se secarán.
Confía en YHVH y practica el bien; Habita en la tierra y apaciéntate con fidelidad.
Deléitate asimismo en YHVH, Y Él te concederá las peticiones de tu corazón.
Encomienda a YHVH tu camino, Y confía en Él, y Él hará.
Exhibirá tu justicia como la luz, Y tu derecho como el mediodía.
Guarda silencio ante YHVH, Y espérale con paciencia.

Shalom ubrajot. ( paz completa y bendiciones)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .