Haftarah semanal

La haftará (en hebreo: הפטרה, “separación”, “despedida / salida”, plural hafṭarot) es la lectura pública de una porción de los Nevi’im (Profetas) de la Tanaj.

La haftará tiene lugar después de la parashá (la lectura de la Torá) cada Shabat, fiesta y día de ayuno. Normalmente, la haftará se relaciona temáticamente con la parashá del día que la precede.

El origen de la haftará se pierde en la historia y se han propuesto diversas teorías se han propuesto para explicar su papel en la práctica judía.

Algunos sugieren que surgió en respuesta a la persecución de los judíos bajo la persecución de Antíoco Epífanes que precedió a la revuelta de los macabeos, cuando se prohibió la lectura las Sagradas Escrituras​. Otros sugieren que la práctica se “instituyó contra los samaritanos, que negaban la inclusión de los Libros de los Neviim (excepto el Libro de Josué) en el canon bíblico, y más tarde contra los saduceos.” ​

Dan testimonio de su antigüedad dos hechos: El Talmud menciona que el Rabino Eliezer ben Hyrcanus, hacia el año 70, leyó una haftará​, y que, según Lucas (escrito hacia el año 80 d.C.), Yeshua (que vivió 50 años antes) leyó en la sinagoga una porción del Libro de Isaías (Lc 4, 1-17).


  • Haftarah de Bereshit (Génesis):


* Haftarah de Shemot (Éxodo):


Haftarah de Vayikrá (Levítico):

Haftarah de Bamidbar (Números):


Haftarah de Devarim (Deuteronomio):